Bob Dylan & Philip Roth

La Academia Sueca anunció el jueves último (13 de octubre) que el letrista y cantante norteamericano Bob Dylan ganaba el Premio Nobel de Literatura.

El mundo medianamente informado enseguida se dividió en dos.

Las aguas partidas resumían encanto y estupor a partes iguales.

Finalmente había ganado el trofeo mundial de las letras un ídolo de masas, cuyas canciones, sin dudas, habían hecho el mundo algo más habitable, sobre todo, tras esta versión de Guns & Roses, antes las puertas de un cielo:

Al otro lado, aunque estrictamente vestidos de luto, quedaban aquellos que aún no conseguían explicarse cómo:

  1. Los suecos habían premiado a Bob Dylan, Patrick Modiano, Mario Vargas Llosa o Jean-Marie Gustave Le Clézio (por ejemplo) y jamás y bajo ningún concepto al mejor escritor vivo, en el mundo, a día de hoy: Philip Roth.
  2. Cómo, la otra mitad de los medianamente informados del planeta, podían aplaudir tamaña payasada.
  3. Cómo todavía alguien se tomaba en serio un premio literario que, evidentemente, nada tenía que ver con la literatura, ni con los mejores escritores vivos, aún.

Establecida esta distinción, Hypermedia Magazine, publicación independiente de la Academia Sueca, ha optado por ofrecer el resumen de los 10 momentos en los que no, cualquier vida, puede dividirse.

Hacemos notar que, aunque escuchar una canción apenas demora 5 minutos y la lectura de una novela de Philip Roth acaso hasta 30 días, el lector de este artículo no debe imitar la habilidad de comprensión de la Academia Sueca y si quiere hacerse una idea de qué se habla, cuando se habla del mejor escritor vivo a día de hoy, también, además de escuchar los 10 temas de Bob Dylan, debería leer las 10 novelas de Philip Roth que recomendamos a continuación.

Por último, apuntamos que, obedeciendo a leyes de inevitable cortesía, al perdedor le corresponde jugar con blancas.

1

Philip Roth: Pastoral Americana. «Seymour Levov, modelo a seguir por todos los muchachos judíos de New Jersey, gran atleta y mejor hijo, sólido heredero de la fábrica de guantes que su padre levantó desde la nada, ha rebasado la mitad del siglo XX sin conflictos que puedan estropear su dorada Arcadia, una vida placentera que comparte con su mujer Dawn, ex Miss New Jersey, y con su hija Meredith. Y es en este preciso momento,con su vida convertida en un eterno día de Acción de Gracias en el que todo el mundo come lo mismo, se comporta de la misma manera y carece de religión, cuando el Sueco Levov verá derrumbarse estrepitosamente todo lo que le rodea».

Bob Dylan: «Like a Rolling Stone». «Acaso su canción más conocida, considerada la mejor de todos los tiempos. Si bien fue interpretada, también, por Jimi Hendrix, resurgió en la década de los ’90 gracias a los Rolling Stones».

2

Philip Roth: El Lamento de Portnoy: «El largo relato que de sus frustraciones y complejos hace el protagonista, Alexander Portnoy, durante sus sesiones de psicoanálisis. Desde su crecimiento en un típico hogar judío de clase media en la Nueva Jersey de los años cuarenta, hasta su despertar sexual y el desasosiego que le provocan sus problemáticas relaciones con las mujeres, nada escapa a su agudo análisis y amarga autocrítica. Una lúcida e irónica visión, tremendamente divertida, de las costumbres y psicología judías, y del desmoronamiento del sueño americano.

Bob Dylan: «Lay Lady Lay»: «Reversionada por más de 40 artistas. Nació a fines de los 60 pero se la apropiaron diversos músicos a lo largo de la historia como Duran Duran, Everly Brothers y los metaleros Ministry».

3

Philip Roth: La Conjura Contra América: «Cuando el renombrado héroe de la aviación y fanático aislacionista Charles A. Lindbergh obtuvo una victoria aplastante sobre Franklin Roosevelt en las elecciones presidenciales de 1940, el miedo invadió todos los hogares judíos de Norteamérica. Lindbergh no sólo había culpado públicamente a los judíos de empujar al país hacia una guerra absurda con la Alemania nazi, en un discurso transmitido por radio a toda la nación, sino que, tras acceder al cargo como trigésimo tercer presidente de los Estados Unidos, negoció un «acuerdo» cordial con Adolf Hitler, cuyas conquista de Europa y virulenta política antisemita pareció aceptar sin dificultad».

Bob Dylan: «Handle with care» (The Traveling Wilburys) «La canción más popular del supergrupo que integró a fines de la década de los ’80 con George Harrison, el enorme Roy Orbison, Tom Petty y Jeff Lynne».

4

Philip Roth: Sale el Espectro: «Philip Roth dice adiós a su alter ego: Nathan Zuckerman. Veintiocho años después de introducir a Zuckerman en La visita al maestro, Roth le dice adiós a su célebre protagonista y alter ego. En esta novena novela, Zuckerman ya es un hombre anciano, atormentado por la pérdida de sus medios económicos y el temor de ver morir a los que le quedan. Tras once años en Massachusetts, regresa a Nueva York, donde se cruza con una nueva generación de escritores, pero también con un viejo amigo moribundo. Sale el espectro es un estudio profundo de la obsesión, del olvido, de la resignación y del deseo imposible de satisfacer».

Bob Dylan: «Knockin’ On Heaven’s Door»: «Nacida en la década de los ’70, fue banda sonora del western Pat Garrett y Billy The Kid, en el cual Dylan no solo es parte del soundtrack sino que participa como actor. También tuvo su pico de popularidad al ser reversionada por Guns N’ Roses en 1991».

5

Philip Roth: Elegía: «En esta novela Roth desvía su atención hacia la lucha crónica de un hombre contra la mortalidad. El destino del protagonista de la novela comienza con la primera y abrumadora confrontación con la muerte en las idílicas playas de sus veranos infantiles, pasando por los problemas familiares y los logros profesionales en su edad adulta, hasta llegar a su vejez, momento en el que se siente desgarrado al comprobar el deterioro de sus contemporáneos y el suyo propio. Creativo publicitario de éxito con una agencia de publicidad en Nueva York, el protagonista es padre de dos hijos de un primer matrimonio, que lo desprecian, y de una hija de un segundo matrimonio, que lo adora, además del amado hermano de un buen hombre cuyo bienestar físico despierta en él una amarga envidia y el solitario ex marido de tres mujeres con quien ha mantenido matrimonios desastrosos. Es, por fin, alguien que acaba siendo aquello que no quería llegar a ser. Elegía hace referencia a una obra de teatro alegórica y anónima del siglo XV, un clásico del antiguo drama inglés, cuyo tema es la evocación de la vida en la muerte».

Bob Dylan: «Blowin’ in the wind»: «”La respuesta, amigo mío, está soplando en el viento”, una de las frases más conocidas en el mundo de la música contemporánea. Poesía pura, a cada individuo, cada interpretación para esta canción de Dylan que, sin lugar a dudas, es una de las más exitosas».

6

Philip Roth: Goodbye Columbus: «Es el primer libro de Philip Roth. La novela corta de la que toma el título narra el idilio veraniego de dos jóvenes universitarios. Neil Klugman procede de la parte pobre de Newark, y la preciosa Brenda Patimkin, de la zona residencial. Tal vez por eso, en su apasionada aventura intervienen decisivamente la noción de clase y la desconfianza. Completan este volumen cinco relatos cuyo tono va de lo iconoclasta a lo asombrosamente tierno, y que arrojan luz sobre el conflicto entre padres e hijos, y amigos y vecinos de la diáspora judía norteamericana».

Bob Dylan: «Sign Language» (Junto a Eric Clapton): «Del disco No Reason to Cry perteneciente a Eric Slowhand. En un principio, «Seven Days» iba a integrar dicho álbum, pero finalmente fue a parar a Gimme some neck de Ron Wood. Muchos eruditos en la materia y fanáticos de Dylan hubiesen querido escuchar «Seven more days, all I gotta do is survive» a dueto con Clapton.

7

Philip Roth: El animal moribundo: «David Kepesh, a sus ochenta años, confiesa a un personaje desconocido una de sus últimas experiencias sentimentales: la que mantuvo con Consuelo Castillo, una joven cubana, casi cincuenta años más joven que él. Desde que la revolución de los sesenta lo liberó de sus ataduras familiares, Kepesh, profesor universitario, famoso periodista, un hombre seductor, inteligente y culto, ha vivido al margen de cualquier compromiso. Y tiene una rica fuente para sus conquistas dentro de sus propias clases. A las puertas de la vejez, la vitalidad y la hermosura de Consuelo enfrentarán al protagonista con el significado de su vida».

Bob Dylan: «Mr Tambourine Man»: Marcando la tendencia de empezar el tema por el estribillo, junto a The Beatles, Dylan modificó la estructura de las canciones. Tiene la particularidad de haber sido grabada por primera vez por otro artista: The Byrds.

8

Philip Roth: Némesis: «En el «calor sofocante de la Newark ecuatorial» una espantosa epidemia causa estragos y amenaza con dejar a los niños de la ciudad de Nueva Jersey mutilados, paralizados o minusválidos, e incluso con matarlos. Este es el sorprendente tema de la nueva y desgarradora obra de Roth: una epidemia de polio que tiene lugar en un tiempo de guerra, el verano de 1944, y sus efectos sobre la comunidad de Newark, regida por la cohesión y los valores de la familia, y sobre sus niños. El protagonista de Némesis es Bucky Cantor, un joven de veintitrés años responsable de las actividades al aire libre de los alumnos de una escuela, lanzador de jabalina y levantador de pesas, que vive volcado en sus pupilos y frustrado por no haber podido ir a la guerra con sus coetáneos a causa de un defecto de visión».

Bob Dylan: «A Hard Rain’s a-Gonna Fall»: «Si bien fue compuesta en el marco de la Guerra Fría, Dylan nunca se hizo cargo del contenido y significado de la letra aunque históricamente ha sido catalogado como un mensaje de paz. Junto a “Knockin’ in heaven’s door”, fue interpretada ante Juan Pablo II en 1997».

9

Philip Roth: La Humillación: «Simon Axler, uno de los principales actores teatrales norteamericanos, todo ha terminado. Ya sexagenario, ha perdido su magia, su talento y la seguridad en sí mismo. Imagina que la gente se ríe de él, no puede fingir que es otra persona. Su mujer se ha ido, su público le ha abandonado, su agente no puede persuadirle de que vuelva a actuar. De repente, estalla otra trama: un deseo erótico fuera de lo corriente que sirve de consuelo a su vida desposeída, pero que es tan arriesgado y aberrante que no apunta hacia el alivio y la gratificación, sino a un final aún más sombrío y espantoso».

Bob Dylan: «All along the watchtower»: «Según el autor británico Michael Gray, es la pieza que más veces tocó en vivo Dylan, se estima que lo hizo en más de 1400 oportunidades. Fue popularizada por gigantes de la música como Jimi Hendrix y Neil Young».

10

Philip Roth: La Mancha Humana: «Durante el turbulento verano del escándalo Lewinsky, Coleman Silk, decano de universidad, ve cómo su carrera se arruina por pronunciar una expresión poco afortunada. La fiebre de lo políticamente correcto —la nueva caza de brujas en EE.UU.— desata, a partir de una sola frase, consecuencias devastadoras. Pero más allá de las acusaciones que recibe de ser racista o de llevar una aventura amorosa con una mujer joven, Silk guarda un secreto que debe ocultar si quiere sobrevivir en una sociedad opresiva. Philip Roth escribe con su habitual lucidez y nos deleita con la reaparición de su alter ego, el escritor Zuckerman».

Bob Dylan: «Forever Young»: «Otro de sus más grandes éxitos. Reversionada por artistas tan dispares como Rod Stewart, Meat Loaf, Johnny Cash o Audra Mae para la gloriosa serie Sons of Anarchy».