Michelle Hackman: “Biden da estatus legal a los cónyuges inmigrantes de ciudadanos de Estados Unidos”

El presidente Biden anunció el martes un nuevo programa de inmigración que ofrece una vía hacia la ciudadanía a cientos de miles de inmigrantes que se encuentran ilegalmente en el país y están casados con ciudadanos estadounidenses.

Biden tiene previsto promocionar el anuncio en la Casa Blanca junto con miembros del Congreso, defensores de la inmigración y ciudadanos estadounidenses que, debido a arcanas normas de inmigración, no han podido apadrinar a sus cónyuges para obtener la tarjeta verde.

El programa puede beneficiar a los inmigrantes que lleven viviendo en el país al menos una década, ofreciéndoles permisos de trabajo, protección contra la deportación y una vía para que soliciten la tarjeta verde, que es el camino hacia la ciudadanía. 

Se espera que el proceso de solicitud se abra a finales de verano, según un funcionario de la administración. Para cumplir los requisitos, los inmigrantes deben llevar al menos 10 años en Estados Unidos y estar casados a fecha del lunes.

El tamaño del programa lo convertiría en una de las mayores iniciativas de inmigración puestas en marcha en las últimas décadas, sólo rivalizada por el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia que el expresidente Barack Obama creó para beneficiar a los Soñadores en 2012. La Casa Blanca también tiene previsto conmemorar el 12 aniversario de ese programa, conocido como DACA, en el acto del martes.

The Wall Street Journal informó anteriormente de que Biden estaba sopesando el programa de cónyuges.

Hace dos semanas, Biden anunció, en una apuesta electoral para reducir los cruces ilegales, una de sus políticas de inmigración más duras hasta la fecha: una prohibición general de asilo a los inmigrantes que crucen la frontera ilegalmente. Los asesores del presidente han pensado durante meses que, para evitar enfadar aún más a los defensores de la inmigración y a los votantes latinos con familiares sin estatus legal, las nuevas restricciones fronterizas deberían ir acompañadas de un edulcorante que beneficiara a los inmigrantes de larga duración que ya viven en Estados Unidos.  

El equipo del presidente se centró en la idea de ofrecer un alivio migratorio a los cónyuges porque ya existía desde hacía una década una versión mucho más reducida del programa para las familias de militares, según personas familiarizadas con las conversaciones. Sus asesores se refirieron también a encuestas internas demócratas según las cuales la mayoría de los estadounidenses apoyan la concesión de un estatuto legal a los cónyuges de ciudadanos de Estados Unidos, aunque hayan entrado ilegalmente en el país.

El nuevo programa también tiene la ventaja de dirigirse a una población que los defensores de los inmigrantes han dicho a la Casa Blanca que se había sentido desatendida. Aunque la administración ha creado varias iniciativas nuevas para conceder permisos de trabajo a más de un millón de inmigrantes recién llegados, los inmigrantes sin estatuto legal permanente que llevan décadas viviendo en Estados Unidos —que son principalmente mexicanos— no se han beneficiado.

Incluso si un inmigrante que entró en el país por la frontera sur se casa con un ciudadano estadounidense, la ley establece que primero debe abandonar el país durante 10 años antes de poder optar a una tarjeta verde.

 Los republicanos atacaron la idea como una forma de amnistía masiva. “Biden ha creado otra invitación a la inmigración ilegal con su orden de amnistía masiva”, dijo Karoline Leavitt, portavoz de la campaña del ex presidente Donald Trump.

El nuevo programa de Biden se apoya en una disposición de la ley de inmigración conocida como parole in place, que esencialmente permite al gobierno “admitir” legalmente a estos inmigrantes, anulando su entrada ilegal. Esto facilita enormemente la solicitud de la tarjeta verde y no puede ser deshecho fácilmente por Trump en caso de que sea elegido para un segundo mandato. Y, mientras los inmigrantes solicitan la residencia permanente, el parole en vigor les concede un alivio de la deportación y acceso a un permiso de trabajo.

Pero, debido al mecanismo concreto que utiliza la administración, el programa no beneficiará a los cónyuges que vivan fuera del país ni a quienes vivan aquí ilegalmente y hayan superado la duración de sus visados.



* Artículo original: “Biden Gives Legal Status to Immigrant Spouses of U.S. Citizens”. Traducción: ‘Hypermedia Magazine’.





carta-abierta-de-herta-muller

Carta abierta de Herta Müller

Por Herta Müller

“Hay un horror arcaico en esta sed de sangre que ya no creía posible en estos tiempos. Esta masacre tiene el patrón de la aniquilación mediante pogromos, un patrón que los judíos conocen desde hace siglos”.



Print Friendly, PDF & Email
Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.