“Julian Assange vuela de regreso a Australia tras 12 años de batalla legal”

El controvertido personaje ha pasado los últimos cinco años en una prisión de alta seguridad del sureste de Londres y casi siete años antes refugiado en la embajada de Ecuador en la capital británica, intentando evitar una detención que podría haberle llevado a la cadena perpetua.

El lunes, Assange, de 52 años, aceptó declararse culpable de un delito grave relacionado con su presunto papel en una de las mayores filtraciones de material clasificado por parte del gobierno de Estados Unidos, después de que su sitio web de denuncias publicara casi medio millón de documentos militares secretos relacionados con las guerras de Estados Unidos en Irak y Afganistán.

El acuerdo de culpabilidad pone fin a una larga saga legal, permitiendo a Assange evitar la cárcel en Estados Unidos y regresar a Australia como hombre libre, pero no antes de comparecer ante el tribunal en un remoto territorio estadounidense del Pacífico.



Esto es lo que sabemos:

¿Dónde está Assange?

Assange embarcó en un vuelo desde el aeropuerto londinense de Stansted el lunes tras quedar en libertad bajo fianza, según un comunicado de WikiLeaks del martes.

“Julian Assange es libre”, dijo WikiLeaks. “Abandonó la prisión de máxima seguridad de Belmarsh en la mañana del 24 de junio, tras haber pasado allí 1.901 días”.

En el vuelo que le acompaña viaja el Alto Comisionado de Australia en el Reino Unido, Stephen Smith, según informó el primer ministro del país.

Según los términos del acuerdo, los fiscales del Departamento de Justicia de Estados Unidos solicitarán una condena de 62 meses, igual al tiempo que Assange pasó en el Reino Unido mientras luchaba contra su extradición.

El acuerdo acreditaría ese tiempo cumplido, lo que permitiría a Assange regresar inmediatamente a Australia. El acuerdo aún debe ser aprobado por un juez federal.

Dado que Assange se resiste a pisar el territorio continental de Estados Unidos para declararse culpable, un juez celebrará la vista y la sentencia conjuntamente el miércoles en Saipán, en las Islas Marianas del Norte, según una carta presentada por los fiscales.

La cadena de islas del Pacífico es un territorio de Estados Unidos situado a unos 6.000 kilómetros (3.700 millas) al oeste de Hawai, y en su capital, Saipán, tiene su sede un tribunal federal de distrito estadounidense. Las islas también están más cerca de Australia, país del que Assange es ciudadano y al que se espera que regrese tras la vista judicial, según los fiscales.

¿Qué hizo Assange?

Las autoridades de Estados Unidos buscaban a Assange por cargos de espionaje relacionados con la publicación por Wikileaks de cientos de miles de documentos militares y gubernamentales confidenciales facilitados por la ex analista de inteligencia del ejército Chelsea Manning en 2010 y 2011.

Estados Unidos acusó a Assange de poner en peligro la vida de fuentes confidenciales al publicar los cables sin filtrar y llevaba años solicitando su extradición.

Assange: momentos clave

  • 2006: Julian Assange funda el sitio web de denuncias WikiLeaks.
  • Abril de 2010: WikiLeaks publica un vídeo en el que se ve a un helicóptero de Estados Unidos matando a civiles en Irak en 2007.
  • Julio de 2010: WikiLeaks publica documentos clasificados relacionados con la guerra de Afganistán.
  • Agosto de 2010: Suecia inicia una investigación sobre Assange tras surgir acusaciones de agresión sexual, que él niega.
  • Junio de 2012: Assange ingresa en la embajada de Ecuador en Londres solicitando asilo político.
  • Abril de 2019: La policía británica detiene a Assange en nombre de Estados Unidos, que solicita su extradición después de que Ecuador le retire el asilo.
  • Junio de 2022: El secretario de Interior británico firma su orden de extradición, que él recurre posteriormente.
  • Mayo de 2024: Assange obtiene permiso para presentar un nuevo recurso de extradición.
  • Junio de 2024: Assange llega a un acuerdo con Estados Unidos que le permite abandonar la prisión británica y regresar a Australia.

Se enfrentaba a 18 cargos por su presunto papel en la filtración y se enfrentaba a una pena máxima de hasta 175 años de prisión. Las autoridades británicas habían pedido garantías a Estados Unidos de que no se le impondría la pena de muerte.

Desde Townsville, al este de Queensland, Assange puso en marcha WikiLeaks en 2006 como un repositorio en línea que publicaría material enviado anónimamente, incluido el manual de funcionamiento del ejército de Estados Unidos para su campo de detención de Guantánamo y documentos internos de la Iglesia de la Cienciología.

En 2010, WikiLeaks fue catapultado a la atención mundial cuando publicó un vídeo que afirmaba mostrar un mortífero ataque de 2007 de un helicóptero de Estados Unidos en Irak.

Poco después, WikiLeaks hizo públicos miles de documentos militares clasificados de Estados Unidos relativos a las guerras de Irak y Afganistán, así como un conjunto de cables diplomáticos.

Assange describió anteriormente los documentos a la CNN como “pruebas concluyentes de crímenes de guerra” cometidos por la coalición liderada por Estados Unidos y las fuerzas gubernamentales iraquíes.



Lucha contra la extradición

Assange llevaba mucho tiempo argumentando que la causa contra él tenía motivaciones políticas, que no se enfrentaría a un juicio justo y que su entrega violaría el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Los defensores de la libertad de expresión condenaron el intento de extradición, afirmando que tendría un efecto amedrentador sobre la libertad de prensa.

En agosto de 2010, Assange fue acusado de agresión sexual en Suecia y se enfrentaba a una orden de detención internacional. Él negó las acusaciones calificándolas de “campaña de difamación” y se negó a ir a Estocolmo para ser interrogado.

Se entregó a las autoridades británicas, pero mientras estaba en libertad bajo fianza en 2012 al recurrir la extradición a Suecia, Assange huyó a la embajada de Ecuador solicitando asilo político.

Durante su estancia en la embajada, WikiLeaks siguió vertiendo datos, como en 2016, cuando publicó miles de correos electrónicos aparentemente pirateados del Comité Nacional Demócrata y correos electrónicos robados de la cuenta de correo electrónico privada del presidente de la campaña de Hillary Clinton, John Podesta, en vísperas de las elecciones de Estados Unidos.

Pero, con el tiempo, su relación con su anfitrión se deterioró y el presidente de Ecuador recibió presiones de Estados Unidos para que lo expulsara del refugio diplomático.

En 2019, la Policía Metropolitana de Londres sacó a Assange de la embajada en virtud de una orden de extradición del Departamento de Justicia de Estados Unidos, y pasó los cinco años siguientes viviendo casi siempre aislado, en una celda de 3 por 2 metros en la prisión de Belmarsh.

La prisión tiene capacidad para más de 900 reclusos y es conocida por haber albergado en su unidad de alta seguridad a infames sospechosos de terrorismo, como el clérigo radical egipcio Abu Hamza al Masri.



Apoyo a la liberación de Assange

Recientemente ha aumentado la presión para que se resuelva el caso de Assange.

En mayo, el Tribunal Superior de Londres dictaminó que Assange tenía derecho a apelar en su último recurso contra la extradición a Estados Unidos, y el presidente estadounidense, Joe Biden, había aludido en abril a un posible acuerdo impulsado por funcionarios del gobierno australiano.

El relator especial de la ONU sobre la tortura y Amnistía Internacional fueron algunos de los que pidieron al Reino Unido que detuviera la posible extradición, citando su preocupación por el riesgo de abusos y otros malos tratos si Assange era enviado a Estados Unidos.

Tras su liberación el lunes, la esposa de Assange, Stella Assange, publicó en las redes sociales: “¡Julian es libre!”.

“No hay palabras para expresar nuestra inmensa gratitud hacia VOSOTROS, sí, VOSOTROS, que os habéis movilizado durante años y años para que esto se hiciera realidad”, escribió.

La madre de Assange, Christine Assange, dijo estar “agradecida de que el calvario de mi hijo esté llegando por fin a su fin”, en una declaración obtenida por CNN el martes.

En un discurso ante el Parlamento, el primer ministro australiano, Anthony Albanese, declaró: “Independientemente de las opiniones que la gente tenga sobre las actividades del Sr. Assange, el caso se ha alargado demasiado. No se gana nada con que continúe encarcelado y queremos que regrese a Australia”.

El ex presidente ecuatoriano Lenín Moreno declaró a la CNN que se alegra de que el fundador de WikiLeaks no vaya a ser entregado a Estados Unidos. Moreno retiró el asilo a Assange en abril de 2019, que le había permitido permanecer en la embajada del país sudamericano en Londres.

Entre quienes celebraron la liberación de Assange se encontraban los presidentes de Colombia y México. “El eterno encarcelamiento y tortura de Assange fue un ataque a la libertad de prensa a escala mundial”, dijo el presidente colombiano, Gustavo Petro.

Mientras tanto, Alan Rusbridger, director de la revista política mensual británica Prospect Magazine, que colaboró anteriormente con Assange, dijo en un post en X que era “una buena noticia que Assange esté aparentemente libre”.

Y continuó: “Ya era suficiente. Pero su trato ha sido una advertencia a periodistas y denunciantes para que se callen en el futuro. Y sospecho que habrá funcionado”.



* Artículo original: “Julian Assange is flying back to Australia after a 12-year legal battle. What we know about his US plea deal“. Traducción: ‘Hypermedia Magazine’.




tetas-trabajadoras-sarah-thornton-tits-up

Tetas trabajadoras

Por Sarah Thornton

“Entre los pechos de copa B de Sativa hay un elaborado tatuaje del Sagrado Corazón, símbolo católico del sacrificio de Cristo por el pecado humano”.



Print Friendly, PDF & Email
Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.